954 53 47 79
Suscríbete a nuestra newsletter

Ortodoncia Damon

Sistema Damon, combina aparatos sin ligaduras con arcos de última generación que, de forma clínicamente comprobada, desplazan las piezas dentales con rapidez y comodidad y logran unos resultados orales y faciales verdaderamente espectaculares.

Descubra lo que más de 2 millones de pacientes ya han experimentado. El Sistema Damon adopta un enfoque completamente nuevo que brinda un tratamiento clínicamente comprobado capaz de alinear los dientes y mejorar la estética facial, normalmente sin extracciones ni disyuntores palatinos.

Utiliza lo que se denomina un mecanismo “pasivo” de cierre para mantener los arcos de alambre dentro de los brackets al tiempo que les permite moverse libremente. Ello reduce la fricción y el arco no se queda trabado, de forma que los dientes pueden desplazarse más rápida y cómodamente.

Un tratamiento rápido

Obtenga resultados más rápido de lo que pueda pensar. Aunque el tiempo de tratamiento puede variar, diversos estudios clínicos demuestran que el Sistema Damon actúa hasta seis meses más rápido que los aparatos tradicionales.

Resultados extraordinarios

Un ortodoncista Damon tendrá en cuenta sus singulares proporciones faciales para alinear sus dientes, oclusión y sonrisa. En muy poco tiempo disfrutará de la sonrisa, el perfil facial y la estética con la que siempre ha soñado.

Mayor comodidad sin restricciones

Algunos estudios clínicos demuestran que el Sistema Damon brinda un tratamiento ortodóncico más confortable que los aparatos tradicionales.

Damon utiliza aparatos sin ligaduras que no se tienen que "apretar" y actúan con suavidad sobre los dientes y los tejidos. Otros tipos de aparatos utilizan ligaduras elastoméricas o clips activos que inmovilizan (traban) los arcos de alambre, lo que puede hacer que el tratamiento sea doloroso y más lento.

Sin problemas al hablar

Con Damon no necesita preocuparse por ningún tipo de problema de fonación.

Pocas visitas a la clínica dental

El tratamiento con el Sistema Damon requiere un menor número de visitas a la clínica dental que con aparatos tradicionales y alineadores invisibles. En general, los pacientes tratados con el Sistema Damon requieren siete citas menos que los pacientes sometidos a un tratamiento ortodóncico tradicional. Ello resulta más conveniente independientemente del nivel de actividad o estilo de vida de la persona.

Fácil de mantener limpio

Algunos estudios clínicos indican que los elásticos de los aparatos tradicionales acumulan más bacterias y placa y pueden conducir a un empeoramiento de la salud gingival. A diferencia de los aparatos transparentes tradicionales, Damon Clear no utiliza elastoméricos, de manera que el aparato resulta fácil de mantener limpio.

El Sistema Damon no sólo es un sistema de aparatos ortodóncicos revolucionarios, sino que es un modo totalmente diferente de tratar a los pacientes. El tratamiento tradicional con frecuencia requiere la extracción de piezas dentales sanas y/o el uso de disyuntores palatinos para lograr el espacio necesario, lo que resulta a menudo incómodo, requiere más tiempo y puede dejar una arcada más estrecha y un perfil plano. Las sonrisas Damon son amplias, son sonrisas naturales y plenas que se consiguen con fuerzas ligeras que respetan los principios biológicos y están específicamente concebidas para mejorar el aspecto facial general de los pacientes.

El aparato es sólo el comienzo, el sistema es el que hace la sonrisa.

Los dentistas certificados para aplicar el Sistema Damon combinan tres elementos clave que, cuando se utilizan en conjunto, proporcionan un tratamiento más rápido, con menos citas y más cómodo que logra unos resultados uniformes y de gran calidad:

  1. Brackets de autoligado pasivo Damon que eliminan la necesidad de colocar ligaduras elastoméricas o metálicas. Con los aparatos sin ligaduras Damon se experimenta un tratamiento libre de restricciones.
  2. Alambres ligeros de última generación y con memoria de forma que desplazan las piezas dentales más rápido y requieren menos ajustes.
  3. Un nuevo enfoque que brinda un tratamiento clínicamente comprobado capaz de alinear los dientes y mejorar la estética facial, normalmente sin extracciones ni disyuntores palatinos.

Los aparatos tradicionales como el de la imagen de la izquierda tienen ligaduras elastoméricas, que causan fricción y ejercen presión, lo que resulta en un tratamiento más lento y menos cómodo para el paciente. Los aparatos Damon utilizan un mecanismo de puerta para sujetar el arco que permite a las piezas dentales moverse con mayor libertad y de forma más rápida y cómoda.

Los aparatos Damon están concebidos para resultar discretos, cómodos y fáciles de mantener limpios. Sin las ligaduras elastoméricas que atraen y acumulan placa, los aparatos Damon facilitan la higiene dental durante el tratamiento. Además, el Sistema Damon también ofrece brackets transparentes para los pacientes a los que les preocupa su imagen.

El Sistema Damon se basa en una filosofía de tratamiento única que va más allá del logro de unos dientes rectos. Los ortodoncistas que utilizan el Sistema Damon se forman para tener en cuenta al paciente en su conjunto: la forma del rostro, el perfil y la apariencia cuando se cumplan los 40, los 50, y más allá de los cincuenta.

Muchos pacientes observan un notable cambio no sólo en sus dientes, sino en todo su rostro. Se denomina "Damon System Bracelift™ (el efecto lifting del aparato Damon)" y éstos son algunos de sus efectos:

  • Logra una sonrisa más plena y amplia
  • Mejora el equilibrio y la estética faciales
  • Suaviza el contorno de las mejillas, ensanchando las sonrisas estrechas de forma que resulten más plenas y atractivas
  • Reduce los triángulos oscuros en las comisuras de los labios
  • Endereza los dientes y resuelve el apiñamiento
  • Mejora el perfil y logra una apariencia más juvenil a cualquier edad

Muchos pacientes empiezan a ver estos extraordinarios resultados al cabo de sólo 10 semanas.

¿Son todos los aparatos iguales?

Con el Sistema Damon no nos limitamos a alinear los dientes, sino que creamos sonrisas bonitas. El ortodoncista Damon toma en consideración una serie de factores cuando diagnostica por primera vez la sonrisa del paciente. El rostro, perfil y otros elementos de la persona son importantes para determinar de antemano cuál será su aspecto cuando cumpla los 40, los 50 y más allá de los cincuenta. El Sistema Damon está concebido para que los resultados duren toda la vida.

¿Cuánto dura el tratamiento?

El tratamiento con el Sistema Damon es generalmente mucho más rápido que con los aparatos convencionales. Además, se precisa un menor número de visitas a la clínica dental durante el tratamiento.

¿Que el Sistema Damon actúe tan rápido significa que resulta agresivo o poco seguro?

No. De hecho, lo que hace que el Sistema Damon funcione tan rápido es el uso de fuerzas más ligeras y que respetan los principios biológicos en mayor medida que los aparatos convencionales. La escasa fricción del sistema garantiza una mejor colocación de los dientes y mayor armonía facial. Unos alambres ligeros de titanio con “memoria de forma” guían suavemente los dientes hasta su posición ideal. Muchas personas a penas notan molestias.

¿Me van a doler los dientes después de los ajustes?

Unos alambres ligeros de titanio con “memoria de forma” guían suavemente los dientes hasta su posición ideal. Muchas personas a penas notan molestias.

¿Los aparatos no son muy grandes y voluminosos?

¡Ya no! Los aparatos son mucho más pequeños que hace sólo unos años, y ahora se utilizan nuevos materiales que los hacen muy discretos.

¿Qué hay del tratamiento de adultos?

No hay problema. Los adultos reciben un tratamiento rápido, sencillo y, sobre todo, con unos resultados extraordinarios.

¿Cuánto cuesta el tratamiento con el Sistema Damon?

Sabemos que el coste es una cuestión importante para aquellos que consideran la posibilidad de ponerse aparato. En realidad, sólo el ortodoncista al que se consulta puede determinar el coste del tratamiento específico que requiere cada paciente. Ello depende en gran medida del tipo de tratamiento necesario, la duración del mismo e incluso del lugar de residencia. Normalmente los aparatos del Sistema Damon tienen un coste similar al de los aparatos tradicionales.